miércoles, 6 de enero de 2016

MUJERES poema de ADRIANA MAGGIO (Buenos Aires)








Imagen: Carstel Witte






Cuando cae la noche
sobre los cristales
y sobre los lápices.
Cuando el árbol pierde
su cuerpo
y desborda sombra
sobre las raíces.
Cuando las abejas liban
sangre, 
como mosquitos
y los guerratenientes 
juegan a los dados
con los ojos
de los perseguidos
(ahora ven,
ahora no ven,
ahora nos ven).
Cuando la vida y la muerte
corrompen el aire.
Cuando callan los números
y los astros
y los dioses
y no hay voz que dibuje
la forma desconocida
de la confianza.
Ellas cavan un cauce
en el desierto
y se hacen río
antes de que salga el sol.




4 comentarios:

  1. Me encanta este poema. Genial. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Contundente. Da para pedir otro. Y agradecer.

    ResponderEliminar
  3. Como dice Pablo, se agradece, se agradece el acercamiento de la poesía, esas vibraciones potentes que se elevan como llamas.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar