miércoles, 9 de diciembre de 2015

AFINIDAD NATURAL. Poema de Camila URENDA (Villa María)





Imagen: Brooke Shaden



A mi,
que sólo conozco
velas en la oscuridad
y vías de trenes olvidados,
nudillos morados
como las galaxias
que solía haber en
estos ojos arruinados
que hoy miran
con recelo a la piel
que acaricia la tuya,
a mi,
siempre separada
de esa regularidad
maldita,
maldita yo,
muda intermitente
ajena a la vida como tal,
convaleciente en
mis fantasías.
Sabiendo que
convierto la tinta
en sangre, dime
¿Cómo es que
pudiste dejarme?










martes, 8 de diciembre de 2015

QUINIELA. Poema de Cristina RAMB (Córdoba)





Imagen: Google




Le juego al 47,
nunca me gustaron los juegos azar
sin embargo, cada tanto, siento la necesidad de parar en la quiniela y apostarle a sus dos cifras.
Se lee en la vidriera de los sueños: 47: El muerto.
El número me persigue
compro una moto y su patente lo lleva
desde entonces todos los días aparece en la ciudad como mínimo tres veces.
Un muerto me persigue
me lleva pegada a él.
La muerte como un juego de azar con el mazo marcado.
Esa, a la que nunca nadie le ganó nada
pretendo que sea la causa de mi fortuna,
que un día de repente me sorprenda sacándome de pobre.
Cuando ella venga y me quite los anillos
me  arruine el peinado, me dibuje las ojeras.
El premio mayor  a la cabeza será suyo.
Sumará mis monedas apostadas
y se las regalará a Caronte para el traslado.
La soberana indeseada me convertirá en un 47
el muerto que todos llevamos dentro.
Puedo apretarme el seno izquierdo, tirarle sal en la puerta
colgar de mi cama cinco estampitas
enamorarme, escribir tres libros de poemas más
leer a Buda, Osho, Krisna, Cristo, Bucay   y Coelho
Seré un 47 cuando menos me lo espere y a la hora en punto.
Le juego, la desafío  a que me pague la factura de la luz.
Ese muerto tiene mi cara, maneja una moto por la ciudad de los locos
se rié a carcajadas para no oír sus propios pasos.
Me enamoro igual, me apresuro, escribo, sueño, bailo
saco la lengua a las carrozas fúnebres.
Le apuesto al 47.
Soy un número a la cabeza y a los diez que va a salir tarde o temprano
Seguramente el día en que no lo haya jugado.




domingo, 1 de noviembre de 2015

CHICAS CORRECTAS. Poema de Raquel Graciela FERNÁNDEZ (Buenos Aires)


Imagen: Claudia Rogge



Extraído del blog de Emma GUNST



A Adriana

Nosotras,
las que también crecimos con Videla;
las que supimos que el silencio es salud
cosiéndole y descosiéndole la boca a las muñecas
a la hora en que la abuela dormía la siesta;
las que fuimos mujeres maravilla, mujeres biónicas,
mujeres desnudas debajo de guardapolvos tableados,
mujeres húmedas, mujeres aburridas;
las que aprendimos a no pisar el césped,
a poner la basura en su lugar,
a cederle el asiento a las embarazadas y a los ancianos,
a descender por la puerta trasera;
las que levantamos la mano cuando queríamos hablar,
cuando queríamos hacer pis,
cuando queríamos llorar a los gritos;
las que cosimos, bordamos,
abrimos algunas puertas y nos tragamos las llaves de otras;
las que acunamos bebés de Yoli Bell,
bebés de ilusión, bebés de verdad;
las que nunca tuvimos sexo con dos hombres a la vez,
o con tres o con cuatro;
las que jamás nos teñimos el pelo de rosa
ni cultivamos una plantita de cannabis en la terraza
queremos saber
en qué nos equivocamos.













sábado, 31 de octubre de 2015

LAS MANERAS poema de Ada MENÉNDEZ (Gijón, Asturias, España)



Imagen: Sylvain Entressangle



Me han querido de muchas formas:

A golpes
porque te quiero tanto que lo hago por tu bien,
en silencio
porque te quiero tanto que no es necesario decírtelo,
a escondidas
porque te quiero tanto que nadie puede saberlo.

Pero yo
sólo quiero que me quieran de una forma:

Sin pasar miedo ni un solo minuto
recordándomelo todos los días
gritando a los cinco océanos la verdad,

porque quererme tanto
de otras maneras
es una puta mentira.






viernes, 30 de octubre de 2015

Poema HOMBRE DE CIUDAD de Sandra BARRERA ANDRADA (Córdoba)


Imagen: La hoja roja






Córdoba, Tucumán al…

El peatón lleva sus manos en los bolsillos
tiene una bufanda de colores en el cuello
y no mira su sombra.
Casi una prisa vespertina
lo traslada
y hambre de pastas con salsa.
El peatón tiene un rumbo resabido
camina sin pensar los pasos
sin medir el ritmo de sus zapatos
sin oír pisada
sin pisar firme las baldosas sueltas.
Camina solo
con sus manos
en los bolsillos y la bufanda
quetironeada del cuello
lo hace explotar en grito desgarrado
y caer en la calle
sin cruzar
sin llegar a las pastas
sin leer el libro esperado
junto al fuego del hogar.  





jueves, 29 de octubre de 2015

Poema GAZA de Daniel Tomás QUINTANA (Deán Funes)



Imagen: www.taringa.net




Hoy es domingo
en estas latitudes.
El invierno abre sus fauces
y babea un viento de hielo
entre las calles.
Yo camino por la frontera
de este mediodía imperceptible
con el pálido cadáver
de un niño palestino
atravesando mi costado,
con el cuerpo ensangrentado
de una mujer de ojos oscuros
encorvándome la espalda,
con el esqueleto disperso de un anciano
enroscándose en mis huesos.

De "Ando con ganas de volverme viento". Editorial El Mensú. 2015












martes, 27 de octubre de 2015

Poema (sin título) de Iván WIELIKOSIELEK (Villa María)



Imagen: www.enbuenasmanos.com


Mi padre me lava las manos en una palangana de invierno
Yo tengo ocho años y mi piel sangra como si lavaran peces muertos
Mi padre me lava las manos como si limpiara mi nombre
Yo estoy por repetir tercer grado y hace como mil años que no le digo papá
Mi padre me lava las manos y me las restituye como en un milagro
Yo estoy por tomar la comunión y voy a leer los evangelios cada día
Mi padre me lava las manos como si se las lavara a Pilatos
Para que en sus puños no quede sangre inocente por redimir
para que entre sus dedos el pan se multiplique como caricias
para que en sus palmas no quede otra cachetada que contra si
Mi padre me lava las manos en una palangana de invierno
antes de irse del pueblo para siempre
antes que mi espíritu salga a ensuciarse
con el polvo de este mundo.

De "Gatos de Nínive". Ediciones llantodemudo. 2014



















Imagen: Google

viernes, 23 de octubre de 2015

LOS CHICOS DE LA CALLE poema de Ana Emilia LAHITTE (La Plata)



Imagen: niñosenlacalle.blogspot.com





Oh, niños asesinos, oh salvajes antorchas.Julio Cortázar




Ragazzi di vita
los llamó Pasolini
con su piedad adversa
desollada.

Y nos los deja así
sin otra identidad que la mugre
y la llaga.

Debajo
del abrigo de su costra de escaras
-cristos breves-
los chicos de la calle
no saben todavía que su sombra atrapada
crece
para la historia de la infamia.*

El dolor
nunca es niño.
Y en ellos ni siquiera es dolor.

Es una humillación
de la esperanza.
* Borges









jueves, 22 de octubre de 2015

Poema de NADIA ANJUMAN (Afganistán)





Imagen de google




Estoy enjaulada en esta esquina

llena de melancolía y pena

mis alas están cerradas y no puedo volar.

Soy una mujer Afgana y debo aullar.




Nadia Anjuman era una poeta afgani y periodista que asistió la Universidad Herat. Se murió en 2005 de consecuencia de heridas a la cabeza a las manos de su esposo. Ella publicó un libro de poesía en 2005 se llama Gul-e-dodi (La flor grana). Por eso ganó a atención crítica en Afganistán igual como la del vecino Irán. Se creció durante el reinado del talibán donde ella y otras intelectuales femeninas leyeron secretamente la literatura prohibida como las obras de Shakespeare y Dostoevsky, un crimen castigado con la horca. Su memoria va a durar a través de su poesía.



miércoles, 21 de octubre de 2015

Poema HABLABAMOS DE AMOR de PABLO DEL CORRO (Córdoba)



Imagen: Magritte



No es que no confíe
me dijo
es que no te conozco
¿Tenés miedo?
le pregunté
No
Entonces te voy a mostrar algo
para que sepas quién soy
Tengo
una hermosa colección
de mujeres
muertas
Vení.





Poema (sin título) de Maximiliano SPREAF (La Granja)





Imagen: fotolog.com




las paredes del hospital son rosadas
también las heridas de mi compañero de sala
me cuenta que tiene doce hijos a los que no ve
cáncer de pulmón que llegó tras contagiarse de sida
y sólo estará acá quince días porque intuye
que no durará
siento lo que aún me pertenece antes de la muerte
no lo que dejaré en la tierra
mi compañero me invita a fumar escondidos
de lo humano
escucho lo que me distancia de la linea final
del estertor y la vuelta a la ausencia
regreso a la cama que señala que sigo vivo







domingo, 18 de octubre de 2015

Poema Nº 37 de Griselda RULFO (Villa María)




Imagen: dibujando.foroactivo.com




Colgaron mis pecados
sobre el cadalso
y su sombra

ennegreció la tierra.

Del libro Masticar Rabia. Editorial El Mensú. 2014.




miércoles, 14 de octubre de 2015

Poema (sin título de Fabio CARDARELLI (Villa María))













Imagen: Google



hombre
primero
leí tu poema ayer
frente a los leños
en cada harapo de fuego acorralado
en los tibios azotes
de su danza
fuimos idénticos frente a un
mismo elemento
lo
escribiste
exactamente
con dos piedras
en cada mano
golpeadas
entre sí




lunes, 12 de octubre de 2015

Poema (sin título) de Norma MEDRANO (Villa María)




Imagen: Man Ray





Insana costumbre

la del hombre

que primero seduce

y luego

te arroja

a la impiedad

del pavimento.





jueves, 1 de octubre de 2015

"ANCLAJE - Poema IV". de Sebastián OLASO (Buenos Aires)




Imagen: De la página de  Mariana Finochietto





Las habitaciones donde ayer caminaba hacia el futuro

hoy están vacías. Se han apagado los ecos.

Ya han concluido esas edades

que cortaban la quietud con espadas afiladas.

Ahora no hay edad. No hay espada.

La quietud me convoca, me esclaviza,

me aprieta entre sus ramas de madera desnuda.

Demasiado tarde alguien llegará.

Demasiado temprano el telón habrá caído

y no se escuchará más aplauso que el silencio de las 

fosas.






domingo, 27 de septiembre de 2015

“VENGANZA DE LOS MUERTOS POBRES” (*) PARA VOS , MI AMOR!!! de Amelia ARELLANO (San Luis)







Así es más fácil, me vienen ganas de empezar a amarme, 
quiero dejar este cuerpo que está muerto de nacionalidad, 
el alma muere en el sarcófago la elegancia” 

Bersuit Bergarabat






Vengo de los muertos y hacia los muertos voy.
Cuantos cielos han pasado desde que fuiste.
Pajarita dormida. Amor. Vellón de lana.
Y ahora de nuevo un agujero en el pecho.
Un hueco, una ventana, la ves, le das la mano.
¿Que dios impiadoso rompió el pacto de amores?
¿Qué ángel me excluyó de sus lápidas?
¿Qué perro rabioso me ha mordido los días?
¿Qué sutil adversario dejó sin pupilas los ojos de mis noches?
¿Quién encerró el pentáculo en el círculo?
Y yo, de nuevo aquí, dejando restos de mi piel en mis espejos.
De nuevo con mi sed, bebiendo restos de sal en la llovizna.
De nuevo acariciando en beso un rostro helado.
Sin mas evidencia que la pesadilla de mis huesos.
¿Quien se atreve, aun, a nombrar los milagros?
¿Acaso soy la “venganza de lo muertos pobres”?
¿El instrumento de la cara oscura de la Diosa?
¿Quién mide la felicidad y la desdicha?
¿Quién, el perjurio, la fuga, la Infidelidad?
Plantar el hijo. Escribir un árbol .Tener un libro:
“Bueno el que obedece, subversivo el que no se las banca…”
Subversiva. Sediciosa. Insurgente. Insurrecta.
Así es más fácil, me vienen ganas de empezar a odiarme.








sábado, 26 de septiembre de 2015

Poema (sin título) de Pablo CHUDNOBSKY (Villa María)





Imagen: www.suggestkeyword.com



las fotos
de cuando
me esperabas
en la casa

   las uso para tapar
los huecos
que dejaron
los muebles
de tu ausencia


miércoles, 23 de septiembre de 2015

DESNUDA EN LA TIENDA poema de María Teresa ANDRUETTO (Córdoba)


Imagen: Vivir en utopía





No era coqueta
Era
 fuerte.
June Jordan
Necesito ropa, dijiste. Una blusa
alegre, de color subido. Y fuimos
a la tienda. La chica que nos llevó
a los vestidores se llamaba Tula.
Te queda rico, dijo, te queda de novela.
Nos metimos las dos en esa caja,
entrábamos apenas.

Como no había asientos ni percheros
te ofrecí mis brazos.

Te sacaste el vestido, la campera,
te sacaste la blusa, las hombreras,
te sacaste el turbante, la remera,
te sacaste el corpiño, la bolsita de mijo,
te miraste al espejo y me miraste
y yo vi tu pecho crudo, las costillas
al aire, y después tu corazón
como una piedra, fuerte y fatal
como una piedra.





Poema GÁRGOLA de Eric ZANDRINO (Villa María)



Imagen: www.trekearth.com 




La canilla del lavabo
Del baño de la funeraria
Gotea,
Con lentitud y gravedad
Tac, tac.
Mientras me seco las manos
Con un papel berreta
De color marrón,
Pienso en el difunto
Joven, padre, amigo
Hijo, alumno, docente,
Marido,
Y todo lo que ya no será.
Tac, tac.
La gota, acapara mi atención
tac, tac,
Constante y monótona
Cae y cae.
La vida, como una gárgola,
Escupe a algunos
De sus hijos
Que caen y caen,
Tac, tac.


Imagen: Pascui Rivas

martes, 22 de septiembre de 2015

LOCA de Sofía RODRÍGUEZ GARCÍA (Colombia)



Imagen: arrobatextos.com




Me han llamado loca
la loca de la luciérnaga en la lengua

Me tiran lluvia en tejados transparentes
piedras de pintados suplicios

Lavan mi rostro con sables
me arrojan los trapos, la mierda
mis piernas se recogen
las voces ahogan mis pulmones

La loca de la luciérnaga en la lengua
tiene algo que contarles:
Se han pronunciado los remiendos de los callos
parapetos de las uñas cortadas por la mitad

Los Puños en las tráqueas
son los amantes de mi morfi na
pero ni los codos del odio
vacilan en mi garganta
lejanos están ellos
con sus decanas máscaras
que se oxidan en los venenos del día