jueves, 1 de octubre de 2015

"ANCLAJE - Poema IV". de Sebastián OLASO (Buenos Aires)




Imagen: De la página de  Mariana Finochietto





Las habitaciones donde ayer caminaba hacia el futuro

hoy están vacías. Se han apagado los ecos.

Ya han concluido esas edades

que cortaban la quietud con espadas afiladas.

Ahora no hay edad. No hay espada.

La quietud me convoca, me esclaviza,

me aprieta entre sus ramas de madera desnuda.

Demasiado tarde alguien llegará.

Demasiado temprano el telón habrá caído

y no se escuchará más aplauso que el silencio de las 

fosas.






5 comentarios:

  1. Buen poema, realidad fuerte. Rosa Lía

    ResponderEliminar
  2. El contenido, el argumento de vida que muestra Sebastian en sus poemas, maravilla.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  3. ese talòn me duele...
    excelente Sebas!

    abrazo

    claudia tejeda

    ResponderEliminar