martes, 2 de septiembre de 2014

Poema de Leticia RESSIA (Córdoba)




Vengo del odio

de la espera del odio

pongo el oído en el piso

hago una úlcera que escribe mi nombre

las escucho venir

por las vías que corren al sur.


Son las jaurías que alimentó el desierto

que siguen la huella

el palmo oscuro de mis huesos.


Miro a la virgen de los viajeros

decorada de australes, abandonada

desparramando como yo

el tufo que atrae a las bestias

ya no hay que viajar

ni alejarse demasiado

para irse

para morir.

Imagen De Andel

3 comentarios:

  1. Potente, bien escrito, felicitaciones a la autora

    Anabella Juncos

    ResponderEliminar
  2. Es un placer ingresar a Masticar-rabia, un blog que cuenta con poetas que desprenden reflexión todo el tiempo, que ahuecan con sus versos, que dejan ver las vísceras de la palabra. Y Leticia es una poeta fantástica que dice maravillosamente bien. Felicitaciones

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  3. !Qué intensidad¡. Admiro tu fina ironía en ocasiones y este decir que no se puede olvidar. Fantástico poema.

    ResponderEliminar