miércoles, 17 de septiembre de 2014

Presentación de "MASTICAR RABIA" en la feria del Libro Córdoba 2014

Organizado por el programa cultural Luna de Pájaros que coordina la poeta cordobesa Lily Chavez el miércoles 03 de setiembre a las 18:00 horas, en la Sala 1 Planta Alta del Cabildo histórico se presentó el poemario Masticar rabia de Griselda Rulfo.

En la primera parte una mesa de lectura de poesía evocativa y provocadora integrada por: Guillemina Delupi, Gabriel Marco, Gustavo Parada Aguirre (Chile) y Ángela Acero Rodríguez (Colombia).













Clemen Herrador opina de "Masticar Rabia"

La escritora Griselda Rulfo hizo conocer su libro "Masticar rabia".


En él enfrenta una realidad con todo su caudal de poeta. En un universo de palabras, palabras que son fuerza y cotidianeidad de vida: niebla, abismo, audacia, intimidad, pequeñas y grandes vivencias; donde se palpa el temblor de su corazón y desnuda sus sentimientos.
En la efervescencia de la vida encuentra, define y crea su propio mundo. Estos son los principios, los medios y los fines, a su manera, en su propio mundo, en su tiempo, en las vibraciones que ondean a través del océano interior diciéndonos: "Si pudiera descubrir / estos secretos / gritar mis voces / en la calle" y continúa "Si escapara / de los grilletes / que me tienen prisionera."
Hay poemas que componen el libro transfigurados por la memoria y por las palabras con que son nombrados: momentos de deslumbrante evocación: "El martillo / retumbó entre los álamos / y un alarido negro / incendió las formas".
"Arañé el pecho con los pies quebrados / y los sueños dibujaron una historia sin ayeres / y sin mañana.
Dolor visceral, dolor existencial. La contundencia es una de las propiedades en la escritura de esta autora.
En el brillo conductivo del poemario Griselda Rulfo ha sembrado su rumbo con la madura esencia del amor - dolor; delimitando etapas, sugiriendo instancias, señalando hitos, asida al asta de una verdad, procurando que flamee el emblema de una mejor vida en este ahora. Y se expresa: "Me voy de mí / mientras espero / apartar / esta ilusión vana / de sustituir la vida / Esta costumbre de no ser".
En otro de sus bellos poemas dice: "Abandono / que se adhiere / desde el primer grito / desde el primer duelo. / En medio de mí / enmudecen las réplicas".
Dejando surcos en el umbral del tiempo, alaridos, grito germinal, apoyándose en otro grito que puede haber soñado y que intuye en los semitonos de su verbo, exclama:

                                        "Nadie sabe que estoy viva".

En este nuevo libro Griselda ha demostrado que aún sigue viva en su sentir profundo, plasmado en palabras, para que no se esfumen en el silencio, para no amordazar su voz, con énfasis nos confiesa:

                                       "Y ya no importa
                                         el estigma 
                                         en cruz, sobre mi pecho 
                                         porque soy otra"

Interrogantes, certezas, filosófico y rotundo, la poeta en Masticar rabia hace infinita la palabra en idéntica voz y sentimiento.

1 comentario:

  1. Lindísimo momento pasamos. Gracias Griselda por llegarte e iluminar la feria con tu presencia.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar