lunes, 25 de agosto de 2014

"CRUCES PARTIDAS" de Noemí CORREA OLIVÉ (Corral de Bustos)


Imagen http://dark.activosforos.net/t2095-esoterismo-en-el-lll-reich

























Nosotros, los blasfemos,
los que en piras bautismales encendemos el fuego
de serpientes y nadamos el misterio
de un cenote en alarido,
nosotros, los lascivos,
los herejes de todas las confesiones
los amantes clandestinos
los que idolatramos a Baco en murgas
que desquician a fantasmas de sótanos umbríos.

Nosotros,

los fósiles de cuentos de piratas
los héroes de batallas ignotas
los cínicos envueltos en humo de sándalo
los de amores errantes
los huérfanos de la madre del olvido,

nosotros, los apátridas,

los que mojamos nuestras barbas
en flujos ardientes del gemido en Babilonia,
los tatuados con sibilas y dragones del averno
los impresentables entre miedos citadinos
los itinerantes del látigo en la lengua
los siniestros encadenados a los mitos de la noche,
los impíos.

Nosotros, sí, nosotros

desplegamos con fruición nuestro descaro
laceramos palabras contra el filo de los muros
anudamos pergaminos con sombreros
y salimos por las calles a revolear ideas muertas
entre arcones y leyendas,
nosotros, somos éstos, y existimos.

Por más que nos quieran borrar de la memoria

del menú de la academia
de los censos paridos en espejos,
por más que la historia nos eluda en su relato
agitamos como viento intempestivo
las puertas del abismo
y somos, con rubia cabellera, un eructo grave del infierno
y existimos

en constante necesaria del falso reverso del linaje

y en nombre de todos los sitios bizarros
de la tierra,
nosotros, existimos.

De "Luna escondida en Laberinto" CEN Ediciones 2008.







4 comentarios:

  1. Andrés Raúl Velo25 de agosto de 2014, 15:07

    potente poema. Exclente

    ResponderEliminar
  2. Lindo leerlo, lindo escucharte. La poesía en vos, por eso debe ser que tenés los ojos tan iluminados. Un abrazo

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias, Lily y Andrés, abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Desde que escuché por primera vez este poema en Bialet Massé tanto él como su autora llenaron mi corazón. Gracias Noemí por compartirlo.

    ResponderEliminar